Ir al contenido principal

Me dolía recordarle.

El verano se esfumó en apenas tres meses, dejando tras de sí infinidad de recuerdos almacenados en mi memoria. Recuerdos que compartía con mis mejores amigas, recuerdos en los que aparecía siempre Quemado y nunca mi madre, formando un batiburrillo de experiencias positivas que me hacían crecer como persona.
Habría mentido si dijese que me había olvidado de él, sin embargo, con el tiempo acabó pasando a un segundo plano. Guardé su fotografía con recelo e hice varias copias, no obstante, no me veía con ánimo de contemplar su rostro. Me dolía recordarle. Me asfixiaba pensar que, a pesar de ser un extraño al que no conocía, no iba a volver a verle.
A menos que le llamase.
Desde el día en que Megan le había colgado el teléfono estuve tentada a hacerlo. Había tecleado su número infinidad de veces, pero nunca me había atrevido a apretar la tecla de llamada. Sentía curiosidad por saber de qué quería hablar conmigo y, sin embargo, no me veía capaz de volver a escuchar su voz.
Estaba prácticamente convencida de que no era una mala persona. Ni siquiera le veía aspecto de mujeriego, por lo que descartaba que su interés hacia mí pudiese tener un origen sexual. A pesar de que siempre me habían advertido que las apariencias eran engañosas, sabía de sobra que mis ideas acerca de Max eran las correctas. Tenía aspecto de inteligente, de persona cultivada que no se dejaba guiar por las opiniones generalizadas, sino que procuraba buscar la suya propia para formarse como persona.
Era eso, en parte, lo que cautivaba mi atención y hacía que mi curiosidad hacia él aumentase. Sabía que con su llamada no buscaba engatusar a una cría infantil, sino conversar conmigo. Además, estaba el hecho de que lo más probable fuera que la chica trigueña que le había acompañado en la cena del restaurante fuese su novia, así que, ¿para qué iba a querer algo conmigo teniendo a una sílfide junto a él? No tenía sentido.
Era consciente de que sus intenciones eran buenas y, sin embargo, le había negado la posibilidad de ponerse en contacto conmigo. Supongo que debió de captar la indirecta de Megan, ya que no volvió a llamar a Haruka para intentar localizarme. De este modo, me obligué a mí misma a pensar que, al fin y al cabo, de lo que tenía que hablarme no era lo suficientemente importante como para seguir insistiendo, por lo que tomé la decisión de abandonar su recuerdo en un rincón de mi memoria durante un tiempo de letargo indefinido.

Comentarios

  1. Sun tratando de olvidarse de Max. No mola.
    Pero en fin, comprendo que es sólo una parte pequeñita de la historia y aún hay muchas más que no hemos leído.
    Muy bien plasmadas las ideas de Sun. Me ha parecido estar en su cabeza.

    Un beso grande, ya echaba de menos esto (:

    ResponderEliminar
  2. Menuda hazaña se ha buscado Sunny esta vez. Olvidarse de elpelirrojo??? Eso va a ser very dificult XDD ¿Cómo llevas la corrección?
    Ainsss ya echaba de menos leer sobre Sun & Company, se les coge cariño XDD Ainss qué ganas de que vean la luz!!! Un besote enorme y a ver si la chica se anima y le llama... XDD

    ResponderEliminar
  3. Se echaba ya de menos a Sunny y los suyos. Ha sido un fragmento cortito, pero nos dejas ver en él las correcciones que vas haciendo en la historia. Se nota la mejora, ya que plasmas las reflexiones de Sun sobre Max, que en el primer borrador de la historia quizá no reflejaste suficiente. En cuanto a los comentarios de Esther y Diana, lo de su deseo de "olvidarlo" lo veo algo normal. Es un hombre al que (en ese momento) acaba de conocer, al que no sabe si volverá a ver, y, sobre todo, al que lo tiene idealizado, lo ve como alguien inalcanzable. Así que esa última parte me parece de lo más coherente. Un besito y espero leer más cosas de esta historia en breve :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, chicas!
    En primer lugar, quería decir que me ha gustado mucho el comentario de Athenea (los vuestros también, ojo, pero el de Athenea aclara algunas cosas).
    Como bien ha dicho, en ese momento Sun acaba de conocer a Max. ¡Sólo se han visto una vez! Y, realmente, apenas han hablado. Obviamente, ella se siente atraída por su físico; lo IDEALIZA* (como ha explicado Athenea), por lo que al ser "inalcanable" y no saber si lo volverá a ver, decide (intentar) olvidarse de él.

    *Aquí quería explicar algo.
    En muchas historias el "típico" chico que se nos presenta como importante dentro de la historia es uno perfecto. Guapo, listo, etc, etc... Vamos, una especie de "príncipe Encantador".
    En mi historia, quería aclarar eso. Max no es perfecto. No es guapo; es atractivo. Está claro que al principio de la historia Meg, Haruka y Sun lo ven como un hombre "perfecto" físicamente, pero no lo es.
    Aquí es donde quiero llegar: Meg y Haruka lo ven guapo, pero nada más. Sun lo IDEALIZA. Tened en cuenta que la historia está contada por ella, así que no es de extrañar que lo vea como una especie de "Dios" o algo parecido.
    Pero no. No es así. No es perfecto. No es el típico chico cachas.
    No.
    Es atractivo, sí. Pero no guapo. Es inteligente, por supuesto. Y es ahí donde destaca. Es su implicación en el trabajo con Sun (esto ya lo entenderéis algún día, con suerte, si podéis leer el libro completo), es su HUMANIDAD.
    No es un robot. No es un calco.
    Es Max.

    (Siento el discurso tan largo, pero quería matizar esa parte).
    Besos, y gracias a las tres por los comentarios. (L)

    ResponderEliminar
  5. La aclaración me ha despejado las dudas respecto al relato, y he de decir, que estoy muy contenta del resultado después de la corrección. *OO*

    Me sorprende gratamente la evolución que has experimentado. :) Y estoy segura que en un futuro no pasará desapercibida.

    Espero leer otro fragmentillo de la increíble historia de Sunny. xD ¡Muchos besos everywhere! (L)

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho la narración del texto, como parece pensar cada palabra, como si estubiera escribiendolo en un diario. Es emocionante pensar que es real. Me gusta como describes las cosas y si no te lo han dicho ya, has mejorado mucho y eso es fantastico para una escritora como tu. Espero impaciente a ver que ocurre, cuando tengas el libro terminado o bien, cuando subas otro relato.

    Un beso enorme.
    Serela

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Crítica de «La Bella y la Bestia», 2017.

Esta entrada no estaba prevista, de hecho, decidí hacerla nada más salir del cine, el día 18 de marzo. Imaginaos si mi crítica era destructiva que decidí esperarme a ver la película en versión original subtitulada (la vi doblada, sí. Un grave error, pero fui acompañada y no pude elegir) para no publicar nada en caliente de lo que más tarde pudiera arrepentirme. Hice bien. Os advierto que, ahora que la he visto doblada y en v.o.s., la crítica va a contener mi más sincera opinión y que por lo tanto, hay spoilers de la película. Si no la habéis visto todavía y no queréis que os chafe nada, será mejor que no sigáis leyendo. Quien avisa no es traidor. (Que se lo digan a Petyr Baelish). Empecemos por el principio: La Bella y la Bestia —la película de animación de 1991— significa mucho para mí. Muchísimo. No es una película Disney de animación como las demás, sino que consiguió apartarse de sus predecesoras y marcar el inicio de un nuevo camino. Además, hay otros motivos personales que la convie…

Campo de amapolas

—Uno… dos… tres… —tenía el rostro escondido entre sus brazos, contra el tronco del inmenso castaño que se alzaba en mitad del herbazal— cuatro… cinco… seis… —notaba las briznas de hierba colándose entre los dedos de sus pies, frescas a pesar del calor del estío— siete… ocho… nueve… —esbozó una tímida sonrisa, sin despegar los párpados— ¡Y diez! Abrió los ojos y se dio la vuelta rápidamente: frente a ella se extendía un campo interminable de amapolas, sin ningún otro árbol a la vista. Frunció el ceño al no encontrar ninguna flor aplastada que delatase su rastro. Arrugó la nariz e inclinó la cabeza hacia atrás para ver si se había escondido entre las ramas del árbol, pero no tuvo éxito. Inspiró hondo, todavía con la leve sonrisa dibujada en los labios. Sabía que la observaba desde algún lugar de la pradera, aunque no pudiese verle. Se había escondido muy bien, pero eso sólo hacía el juego más estimulante. —Os pienso encontrar, ya lo veréis —prometió entre dientes antes de salir de la somb…

Premio «Best Blog».

Hola, lectores. Hoy os traigo una nueva entrada especial, y es que Mi mundo de papel me ha nominado al «Best Blog». Muchas gracias, por cierto. ♥
Las reglas son las siguientes: Seguir al blog que te nominó y cuando lo sigas dejar un comentario para que te siga de vuelta.Contar once cosas sobre ti.Responder a las preguntas que preparó la persona que te nominó.Hacer once preguntas nuevas para que respondan las personas que nomines.Nominar a once blogs con menos de doscientos seguidores y cuando lo hagas dejar un comentario en sus blogs para avisarles.
Aquí tenéis las once cosas sobre mí: 1. Me encanta leer y también dibujar, aunque con lo que verdaderamente disfruto es con la escritura. 2. Me gustan mucho los animales y adoro a los mamíferos. 3. Antepongo la vida de un perro o de un gato a la de un humano. 4. Soy muy golosa. 5. Soy muy pesimista. La palabra que siempre tengo en la boca es «No».
6. Cuando me deprimo puedo dormir muchas horas seguidas. Mi récord está en diecinueve. 7. Soy muy fiel y…